Declaran zona de desastre a las localidades afectadas por el alud en Jujuy

miércoles, 11 de enero de 2017

El ejecutivo provincial decretó la zona de desastre y el estado de emergencia al departamento de Tumbaya, localidades y departamentos de la Quebrada y los departamentos de Ledesma y Santa Bárbara.

El gobernador de la provincia, en acuerdo general con los ministros, declaró zona de desastre y estado de emergencia al departamento de Tumbaya, localidades y departamentos de la Quebrada y los departamentos de Ledesma y Santa Bárbara.

Se hizo efectivo a través del n° 2994 por “la crítica situación social, productiva, agropecuaria y de infraestructura provocada en diversas regiones de la provincia por la concurrencia de fenómenos adversos”.

Lo que considera que se reconocen daños excepcionales de barro, precipitaciones torrenciales y crecientes que afectaron distintas localidades.

De esta forma el ejecutivo sostiene como política pública regular la asistencia de los sectores afectados con plena disposición de recursos humanos, técnicos y económicos.

 

“Este fenómeno se va a seguir repitiendo en menor o mayor medida”

Lo afirmó el geólogo César González Barry, responsable de cátedras de la carrera de Lic. en Geología de la UNJU. La ingeniería moderna puede mitigar los efectos pero no frenar el cauce de la naturaleza.

Un alud es una gran masa que se forma de manera natural y espontánea y se derrumba hacia o desde las montañas, por lo general este derrumbe es violento y estrépito. Su velocidad oscila entre los 50 km/h y los 300 km/h.

En el caso de la Quebrada de Humahuaca tiene una serie de particularidades que la hacen propensa a esta clase de fenómenos. Los tipos de roca, la pendiente y las fuertes lluvias hacen que se produzcan los efectos catastróficos que observamos.

Curiosamente esté fenómeno se da cada cuarenta años, según Cesar González Barry, “Hay algunos geólogos que en la década del 40 hicieron importantes estudios. Está claro que se van a seguir repitiendo en el tiempo en algunos años con mayor intensidad otros con menor. Hubo años muy marcados”, afirmó.

Si bien la ingeniería moderna puede mitigar los impactos, no puede frenar el cauce de la naturaleza. “Hay que analizar los factores de riesgos geológicos. Para evitar conjunciones tenemos que analizar los sectores más críticos y a partir de eso se podrá aplicar la ingeniería”, contó Cesar González Barry.

Si bien a lo largo de los años se han realizado estudios, hay que ser más exhaustivos. “Hay que estudiar cada sector. Las condiciones topográficas son de pendiente. Tendría que tenerse más en cuenta el ordenamiento territorial para hacer una correcta distribución de las viviendas”, finalizó Cesar.

La realidad es que Volcán quedó arrasado, la cuesta de Bárcena se llevó dos vidas y por las conclusiones y los estudios hechos en el lugar y en quebradas aledañas, esté fenómeno no se acabará.

fuente: http://www.jujuyalmomento.com/post/62626/-este-fenomeno-se-va-a-seguir-repitiendo-en-menor-o-mayor-medida.html

Anuncios